Presentan escrito para detener el acuerdo entre Minera Pelambres y una parte del Pueblo de Caimanes. Cristián Flores, dirigente, tras presentar la acción judicial, señaló:

“EL ACUERDO ENTRE LA MINERA DE LUKSIC Y EL PUEBLO DE CAIMANES ES UN MONTAJE Y LOS PERIODISTAS ESTÁN SIENDO ENGAÑADOS”

 

Los dirigentes de la localidad nortina que sostienen una dura lucha judicial contra Minera Los Pelambres, denuncian que a pesar de haber ganado hace más de un año una de las batallas más importantes en el máximo Tribunal del país (que sigue sin ejecutarse), están siendo víctimas hoy de un montaje que pretende dejar sin efecto el fallo de la Suprema con un “avenimiento” del que nunca conocieron los detalles y que a cambio contempla regalías materiales y dinero para quienes lo firmen pero también para los ex abogados que los defendían cuyas costas son pagadas por la Minera.

 

“¿Y nuestra seguridad y el acceso al agua. Acaso un fallo de la Corte Suprema no es suficiente en Chile para hacer justicia?”, pregunta Cristián Flores, dirigente del pueblo, asegurando que los demandantes no han firmado ni firmarán ningún acuerdo a pesar de que –como consta en un video- la Minera suba el monto de la oferta para –irónicamente- agrandar el Tranque de Desechos mineros que la Corte Suprema ordenó demoler.

 

 

No conocieron el texto del famoso acuerdo ni tampoco las medidas que se proponían en él para dar cumplimiento al menos parcial a lo indicado por la justicia. Denuncian -con videos en mano-, que la votación que se hizo en toda la Región para aprobar las medidas de acercamiento con la Minera y que incluía a otros pueblos, justamente en Caimanes ni siquiera tuvo el quórum necesario para que fuera válida; un piso mínimo de participación que fue acordado en una asamblea en la que estuvieron los observadores internacionales y distintos ejecutivos de la Minera (están los videos).

 

“Todo el proceso ha sido así. Hacen valer una votación inválida porque no hubo la participación mínima en Caimanes aunque engrosen los porcentajes con Salamanca y otros pueblos, y en base a eso, ahora tratan de levantar un acuerdo-montaje que los demandantes ni siquiera hemos firmado. Entonces usan a sus agencias de comunicaciones, y acomodan una verdad que muchos periodistas ni siquiera cuestionan, por último por respeto a la Corte Suprema”, explicó Cristián Flores, dirigente de Caimanes y uno de los demandantes en la causa.

 

“No vamos a bajar los juicios, ¿no lo entienden? Nosotros somos los demandantes, ¿nos van a matar?”, señaló indignado.  

 

Pero a Flores lo que más le preocupa es la indiferencia de las autoridades y de los medios de comunicación, ante hechos tan graves que –califica- afectan profundamente a la forma de hacer justicia en Chile porque dice, “da lo mismo entonces que uno esté 10 años luchando por algo tan básico como la seguridad a la vida y el acceso al agua, porque aunque la Corte Suprema te dé la razón, nos acostumbramos como país a que todo se arregla por el lado con dinero. No es posible. Entonces ¿para qué vamos a Tribunales? Esta es una señal muy triste para todas las comunidades y para los chilenos en general. Les digo, no pierdan el tiempo en Tribunales, los ricos no les hacen caso a los jueces y a las víctimas, nos quieren compran la consciencia con dinero”.

 

Esteban Vílchez, el único abogado de todo el proceso que aún continúa insistiendo en el cumplimiento del fallo de la Corte Suprema junto a los dirigentes del pueblo, lamenta el desarrollo de los hechos y especialmente, el que varios vecinos de Caimanes -aunque no sean demandantes- ingenuamente hayan firmado este supuesto acuerdo que en realidad sólo beneficia a la Minera.

 

“Las personas que firmaron, fueron persuadidos por la Minera y los abogados que antes defendía al pueblo (Ossa, Dagnino, Arroyo, Mahaluf y Saénz de Santa María)

Están siendo engañados pero no tienen la culpa. Son tan víctimas como los demás.

 

“La oferta de canalizar agua, hacer obras de remodelación y entregarles casi 30 millones por familia, no sólo no cumple con lo ordenado, sino que esconde otra realidad: el tranque de desechos crece, el peligro para la vida de las personas se mantiene, la contaminación no desaparece y todos deben quedarse a vivir en ese lugar. Ven a los abogados que antes peleaban contra la Minera sentados al lado de los ejecutivos de la empresa, todos juntos impulsando este pésimo acuerdo. Mucha gente entonces les cree, por algo eran los abogados del pueblo. Todavía no se dan cuenta de que dejaron de serlo hace meses y que hoy sus intereses están absolutamente alineados con los de la Minera.”, explicó Vílchez.

 

“Estamos seguros de que si todos los vecinos entendieran realmente el riesgo que viven y tuvieran acceso a la información verídica sobre el peligro fatal que corren, por ejemplo viendo un video de simulación de desplome del tranque o los daños ya irreparables de consumir esa agua, comprenderían mejor a lo que están siendo sometidos”, agregó el abogado insistiendo que, es tan objetivo el hecho de lo incompatible de este tranque con la comunidad al lado, que además de los fallos que favorecen a Caimanes, no existe en todo el mundo un solo documento que avale la instalación de un basurero de desechos mineros y menos de estas proporciones, a sólo 8 kilómetros de un asentamiento humano.

 

“En estos argumentos, entre otros, hemos basado el escrito presentado hoy para que se rechace este “avenimiento” que no es fruto de la transparencia, el debate y la información completa. Confiamos que la Corte comprenderá la solidez de nuestra argumentación que busca velar por el cumplimiento del fallo que ellos mismos dictaron”, agregó.

 

Por su parte, Cristian Flores hizo un llamado a los periodistas para que busquen la verdad que hay detrás. “Los están engañando, como intentan hacerlo con algunas personas de nuestro pueblo. Somos una comunidad rural, pobre, con poca acceso a la educación, pero no queremos suicidarnos a cambio de dinero. Si los periodistas también caen en este montaje, ya no tenemos a quien más recurrir, porque hasta la Corte Suprema nos dio la razón y hasta ahora no haya servido de nada”, señaló el dirigente y agregó que fue muy frustrante ver notas como la de Canal 13 que dieron por sentado un acuerdo con la Minera cuando los dirigentes estaban al mismo tiempo afuera denunciando el montaje la invalidez del mismo.

 

“Como si fuéramos transparentes, siguieron de largo y nosotros somos los que tenemos la demanda contra la Minera. Hay pruebas de este montaje y hay un fallo de la Suprema sin cumplir que ni siquiera fue nombrado por la periodista Aranza Fernández de ese canal. Nos cuesta mucho desde nuestra comunidad tomar contacto con la prensa. No tenemos agencias de comunicaciones, ni somos dueños de ningún medio. Lo único que les pedimos, es que averigüen bien, que nos pregunten a los demandantes, que vean los videos, que lean el fallo”, señaló Flores.

 

Cristián Flores – Presidente Comité Defensa Caimanes: +56993964160

 

Esteban Vilchez – abogado: +56987756300

 

Elif Karakartal – Observadora DDHH Fundación Miterrand: +56977551035

 

 

Resumen del conflicto:

 

  • En octubre de 2014, por la causa de Obra Nueva, la Corte Suprema ordena a Minera Los Pelambres restituir el libre y natural escurrimiento de las aguas del estero Pupío, libre de contaminación de desechos tóxicos provenientes del tranque de desechos (relaves).

 

  • Para ello, le ordena hacer una de dos cosas: demoler el tranque o presentar obras que permitan alcanzar ese objetivo. En este último caso, debe presentar el plan de obras dentro de 30 días ante el Juzgado de Letras de Los Vilos, encargado por la Corte Suprema de velar por el cumplimiento de lo ordenado.

 

  • Minera Los Pelambres entregó el plan fuera del plazo, pero además, el Juzgado de Los Vilos dictaminó que las obras ofrecidas por la Minera no permitían cumplir con lo ordenado por la Corte Suprema, determinando que, siendo eso así, debía proceder a demoler el tranque.

 

  • La Minera apeló a la demolición (la orden de devolver las aguas libres y sin contaminación no es apelable) y aún se espera el fallo de segunda instancia por parte de la Corte de Apelaciones de La Serena.

 

  • Los abogados de los demandantes en la denuncia de Obra Nueva eran Sandra Dagnino, Ramón Ossa y Roberto Arroyo. Los habitantes de Caimanes demandantes en la causa, les revocaron los patrocinios y poderes al advertir que estaban en conversaciones con la Minera para llegar a un acuerdo que consideraban perjudicial para el pueblo. Desde entonces, el abogado que representa a los denunciantes es Esteban Vílchez.

 

  • Existen otros juicios aún en curso entre el Pueblo de Caimanes y Minera Los Pelambres y que incluyen daño contaminación de aguas, Obra Ruinosa, daño arqueológico puesto que el Tranque fue ubicado arriba de uno de los centro de petroglifos más grandes de Chile que fueron removidos.

 

  • De prosperar el acuerdo, no sería la primera vez que un avenimiento salva a la Minera. De hecho, cuando comenzaron las obras hace 10 años, la Justicia le dio la razón al pueblo revocando los permisos de construcción. Sin embargo, en ese entonces, un acuerdo extra judicial millonario con vecinos y abogados que se fueron del pueblo, permitió continuar con las obras de construcción incluso sin tener todos los permisos.

¿EL FIN DE LA 

JUSTICIA

EN CHILE?

 

La muerte del pueblo

CAIMANES